¡Feliz año y felices de anunciar los ganadores de #YoDonoPorque!

¡Comenzamos el 2020 con muy buenas noticias! Ya tenemos a los 3 ganadores/as de #YoDonoPorque, el concurso online de testimonios solidarios, en la que nos explican las razones que les llevan a realizar voluntariados, hacer donaciones… a DONAR.

Os presentamos a lxs tres ganadorxs y sus testimonios:

VÍDEO TESTIMONIAL MÁS INSPIRADOR:

Raquel Castillo

Mi historia es la de alguien que nunca aceptó un no por respuesta y luchó por el sí puedo.
Tras superar un Linfoma de Hodgkin con afectación pulmonar, mis esperanzas de volver a ser la misma de antes nunca las perdí, aunque sintiera que mi capacidad pulmonar no era la misma y me dijeran los médicos que difícilmente podría volver a practicar deporte.
Solo tenía clara una cosa, cumplir con los retos que redacté en una libreta mientras estuve enferma, en ella fuí anotando objetivos que quería conseguir para superarme a mi misma, una vez curada, se trataba de objetivos muy claros, que pronto se convirtieron en verdaderos retos.
Me propuse cambiar esa realidad que me hicieron creer y con mucha voluntad, esfuerzo y sacrificio luché por superarme día a día, andando 20′ o 100m y cada vez invirtiendo más tiempo en mejorar mis espectativas, volvía cansada, otras veces llorando porque no había llegado hasta donde quería, pero poco a poco y con mucha paciencia fuí mejorando.
No fué hasta tres años y medio más tarde, que decidí ir a por uno de los más difíciles,
«La Transalpina», ésta consistía en cruzar los Alpes en solitario y en bicicleta de montaña, es una de las grandes travesías europeas que cruza los Alpes, de norte a sur, desde Alemania a Italia, pasando por Austria y Suiza, 510km y 13.500m de desnivel acumulado positivo, llegando a pedalear por encima de los 2.600m de altitud en diversos puntos de la ruta.
Tenía un objetivo claro, inspirar y motivar a aquellas personas que pudieran encontrarse en mi misma situación y además, junto a RideForHer, crear una campaña de crowdfunding en migranodearena.org para recaudar dinero para la investigación y así poder ayudar a la Fundación Josep Carreras para que algún dia todos los cánceres de la sangre sean el 100% curables para todos.
¡Y lo conseguí! Fueron ocho intensos días para culminar éste maravilloso reto, no solo llegué al Lago di Garda con una inmensa sonrisa y con los sentimientos a flor de piel sino lo que significaba para mí completar éste reto, gracias a todo el apoyo de muchas personas se consiguió llegar al objetivo que me marqué en migranodearena para la Fundación Josep Carreras, 2000 euros, de los cuales 1200 se consiguieron hasta finalizar el reto en los Alpes, 500 euros fueron donados por Fundación La Caixa al elegir éste reto, «Causa del mes» y 300 euros que se consiguieron con los dorsales de una marcha cicloturista solidaria en Montserrat que organizó RideForHer, gracias a 22 inscritos dimos fin a ésta maravillosa aventura.
El cáncer me robó amigos, una pequeña parte de mis pulmones, incluso mi fertilidad, pero nunca me robó la fuerza, la actitud, la ilusión, ni las ganas de vivir.
El cáncer me ha enseñado a no soñar lo que quiero vivir , sino a vivir lo que siempre he soñado.
El cáncer ha curtido la persona que soy ahora, libre, viviendo la vida intensamente ya sea a golpe de pedal o escalando grandes montañas y demostrándome día a día , que la única discapacidad es una mala actitud.

 

HISTORIA MÁS INSPIRADORA:

Alfredo Jarabo

Yo dono, yo colaboro, yo participo porque…
La inercia tiene la culpa, después de pasar tres años de ingresos, consultas, tratamientos y mucha lucha, perdimos a Marta, mi hija, recién nacido Abril del dieciocho y con trece años recién cumplidos se nos fue para siempre, por mucho que te digan y aunque tú lo veas venir, esto es algo que no puedes digerir, tu cabeza no lo asimila y necesitas canalizarlo de alguna manera, Marta luchó tanto y llegó tan lejos que no podíamos dejar caer en saco roto todo lo luchado y sufrido por ella en primer lugar y por nosotros su familia y esta inercia es la que nos animó a de alguna forma colaborar para conseguir que ningún niño, que ninguna familia pasaran por lo que nosotros habíamos pasado y a Marta por su forma de ser seguro que la gustaría más que siguiésemos luchando, a quedarnos en casa ahogándonos en nuestro dolor.
Y nació MARTASIGUELUCHANDO.
Nuestro movimiento, compuesto por nuestra familia, amigos y colaboradores, incondicionales para todo, ellos ponen a nuestra disposición su dinero, medios, esfuerzo y conocimiento desinteresadamente, no os podéis imaginar la cantidad de gente buena que tenemos a nuestro lado.
¿Como y con quien podemos colaborar?
Teníamos claro que nos pondríamos en marcha, pero no sabíamos ni como, ni con quien hacerlo, fuimos a La Paz y hablamos con los médicos de Marta, fue un día durísimo, volver de nuevo al hospital te recodaba todo lo pasado y era realmente duro, nosotros queríamos que lo que aportáramos se dedicara a investigación y nos aconsejaron que colaborásemos con la fundación Cris, la verdad es que estamos muy contentos de colaborar con ellos, no hay nada más que ver sus logros, son palpables y con unos resultados espectaculares que al final es lo que verdaderamente importa.
Comienza la lucha junto a Cris.
Llevamos año y medio organizando eventos, fiestas de todo tipo, conciertos, carreras, concentraciones, con unos resultados increíbles, al principio te mueve el recaudar para aportar, pero poco a poco te das cuenta qué estas creando conciencia, que generas un movimiento que aporta muchísimo más que dinero, la visibilidad del problema, de la fundación Cris y el convencimiento de que haces sentirse bien a quien se solidariza y colabora contigo es una sensación increíble y egoístamente a ti te sienta fenomenal, te hace sentir bien. Nuestra lucha es por Marta, ella así lo quiso y marcó nuestro camino, Marta quería estudiar Medicina para que los niños no sufrieran en los hospitales y se curasen todos, me gusta pensar que de alguna manera lo está consiguiendo.
Alfredo Jarabo
MARTASIGUELUCHANDO junto a Cris

 

HISTORIA MÁS VOTADA

Mercedes Oliva

La protagonista de mi historia es mi hija Lucía, una niña guapísima y risueña. Hasta hace unos meses, Lucía tenía una enfermedad sin nombre. A finales del año pasado, después de casi dieciséis años, por fin, teníamos su diagnóstico: mutación en el Gen GRIN1, con él, el alta médica, por edad, en la consulta de neuropediatría. Llegamos a casa contentos, se terminaron las pruebas para saber que tiene. Contentos, porque tenemos más hijos y ahora ellos saben que tiene su hermana. Nos arriesgamos a tenerlos sin saber que tenía Lucía. Era mayor mi deseo de ser madre que el miedo. He de decir que sus hermanos son la mayor terapia que tiene Lucía.
Contentos y la vez con una incertidumbre: ¿y ahora qué? No había ningún tipo de información acerca de esta mutación. Hasta finales de Abril, en unas jornadas sobre enfermedades raras, no escuchamos, de boca del investigador principal de estos genes, lo que era una Grinpatía. Por fin, alguien nos explicaba que tenía Lucía. Esta enfermedad genética rara afecta al desarrollo del cerebro, provoca un conjunto de alteraciones a nivel del sistema nervioso central y también a nivel del sistema motor. Hay pacientes con una clínica leve y en el otro extremo niños con una discapacidad intelectual muy severa y una hipotonía también muy grave.
El Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge, IDIBELL, junto con la Universidad de Medicina de Barcelona, con dos jóvenes investigadores al frente, el Dr. Xavi Altafaj y el Dr. David Soto, están llevando a cabo un proyecto de Investigación sobre las Grinpatías. Intentando crear terapias personalizadas. Hay menos de veinte casos registrados en España. El problema es la falta de financiación.
Junto con el AMPA del colegio donde Lucía realizó su etapa de educación infantil organizamos un bocadillo solidario. El dinero fue integro para la investigación de esta enfermedad. Grandes muestras de solidaridad por parte de todos. Tocamos muchos corazones. En un examen a un alumno de segundo de primaria, ante la pregunta: Si fueras inventor, ¿Qué te gustaría inventar? La respuesta fue: la medicina para Lucía.
A finales de verano, gracias a la iniciativa de la alcaldesa de un pueblo vecino, organizamos una carrera solidaria. Run Colours por Lucía. También a favor de la Investigación sobre las Grinpatías. Montamos algo muy grande, se implicó muchísima gente, familia, amigos, vecinos, ayuntamientos, empresas… con un objetivo claro, avanzar en la investigación.
Seguiremos realizando este tipo de eventos solidarios y concienciando a la gente de la importancia de colaborar con causas sociales. Piedra a piedra se construye un castillo y nosotros no vamos a parar de soñar. Por mi hija y por todos los niños y niñas con Grin.
Hace un par de meses, junto a otras familias afectadas por el Grin, creamos una Asociación, sin ánimo de lucro, nuestras finalidades principales son la investigación y la visibilidad de esta enfermedad.

 

Si tu testimonio no ha conseguido el premio, ¡no te preocupes! Este 2020 puedes tener una nueva oportunidad. Giving Tuesday se celebra el 1 de diciembre de 2020 y ya estamos manos a la obra para hacer más grande el movimiento e inspirar a más personas con historias como las vuestras.