Viajar y repartir solidaridad

Una nueva giving-historia de dos protagonistas: Néstor y su bicicleta. Por tercer año consecutivo, Néstor Yuguero ha emprendido un nuevo viaje con la finalidad de sensibilizar a la sociedad sobre la donación de médula ósea. Si queréis conocer más sobre sus viajes, podéis entrar en su página web.

Su primera ruta fue de 10.000 kilómetros en ocho meses donde recorrió más de 14 países de Europa, transmitiendo toda su voluntad para luchar por la esclerosis múltiple. ¡Toda una giving-aventura! Ahora, el uruguayo cicloviajero más famoso de los últimos años ha querido volver a sorprendernos. Este año, su meta ha sido hacer 1.500 kilómetros, del Bierzo a Marruecos, en 30 días.

“Aprendes a apreciar los pequeños detalles de la vida, lo que hace que te ayude tanto a ti como a los demás”.

Como veis, estas rutas se han convertido en una pasión para él. Néstor explica que son “aventuras muy gratificantes, donde aprendes a apreciar los pequeños detalles de la vida, lo que hace que te ayude tanto a ti como a los demás”.

“Me quedé en el paro, me deshice de casi todas mis pertenencias y cogí la bici. […] Desde hace ya dos años, lo que cargo en mi bicicleta es todo lo que tengo y en algunos momentos mucho de eso me sobra”.

Su bicicleta, la carretera y las buenas causas son los ingredientes esenciales para cumplir su sueño. Un sueño basado en ser feliz luchando por causas que ayudan a otras personas. Él sabe que no puede cambiar el mundo solo, pero ve lo gratificante que es saber que hay personas que se sienten agradecidas con lo que haces.

El último viaje realizado finalizó este mismo fin de semana. De primera mano, Néstor nos cuenta que ha sido fascinante descubrir un país a muy poca distancia y al mismo tiempo, tan diferente al nuestro. Además, a lo largo del camino se encontró a Elena, una chica que recibió un trasplante gracias a sus rutas. Así de sencillo es para Néstor sentir la inigualable sensación de dar. Y tú giver, ¿cómo la sientes?