Sonrisas que viajan a Nepal

En 2015, “Nepal Sonríe” decidió ayudar a los más pequeños dotando de equipamiento a la Escuela Infantil que se estaba construyendo en Bastipur (Nepal). Pero para ello, necesitaban conseguir el dinero que más tarde viajaría hasta Nepal y se convertiría en sonrisas e ilusión para muchas familias.

La ONG aprovechó Giving Tuesday para dar a conocer su proyecto y formar parte de una comunidad llena de personas y proyectos solidarios. Así que se puso manos a la obra en busca de cumplir su objetivo. Difundió en sus propias redes sociales (principalmente Facebook y Twitter) la necesidad de hacer viajar las sonrisas a Nepal para dar vida a una educación de calidad y gratuita. El dinero que se necesitaba para el equipamiento de la escuela fue conseguido una semana antes de Giving Tuesday, con la aportación económica de 38 givers y consiguiendo los 1.500€ necesarios para hacer el sueño realidad. Estas personas solidarias fueron las responsables de hacer felices, no solo a los niños que ahora ya van a la escuela, sino también a las familias, a las que se les facilitó el acceso a la vida laboral y se les dio una adecuada sanidad y alimentación a sus hijos/as. Además, pudieron contribuir al desarrollo global en la localidad formando a las profesoras y trabajando con la comunidad.

En definitiva, un claro un claro ejemplo que demuestra la oportunidad que el movimiento Giving Tuesday da a las buenas intenciones y a la ilusión de las personas.