¡Qué fácil es ser solidario!

Ser solidario es tan fácil… A veces basta simplemente con ir comer a un restaurante. Así es giver, lo has leído bien, con el simple hecho de salir a comer uno puede ser solidario. Sino preguntádselo a los dueños del delicioso restaurante de Tarragona.

Empezaremos por el principio; hoy os traemos una iniciativa formidable, de un restaurante Italiano llamado Batticuore. Cualquier persona que vaya a comer un menú diario, estará haciendo un acto solidario. ¿Todavía no os lo creéis?

el restaurante destina dos euros de lo que cada cliente paga por un menú

«Desde este momento, le consideramos voluntario del Banco de Aliments», agradece una nota adjunta, firmada por el presidente de la Fundació Banc dels Aliments de les Comarques de Tarragona, Eusebio Alonso. Y es que durante todo este mes de febrero, por cada menú completo servido al mediodía, el restaurante italiano aporta dos euros de donativo al Banc d’Aliments. Y sin aumentar un céntimo su precio habitual. ¡Qué fácil es ser solidario!

Desde el año pasado, Batticuore realiza “Migdies Solidaris”, una iniciativa con la que la edición del pasado marzo logró recaudar 800 euros.

Se trata de un restaurante pequeño, con ganas de hacer de este mundo un mundo mejor, y querían aportar su granito de arena al Banc dels Aliments, sin embargo consideraban que una aportación alimentaria sería insignificante comparada con el volumen que ellos mueven. Es por ello que optaron por destinar dos euros de lo que cada cliente paga por un menú, para recaudar fondos a favor de la organización.

Varios clientes que acuden al restaurante, desconocen esta iniciativa, pero la reciben realmente bien. Incluso hay clientes que preguntan dónde hay que pagar esos dos euros. A raíz del positivo impacto y la predisposición de los asistentes al local, el restaurante ha añadido una hucha en la barra para dar la oportunidad a cualquier persona a realizar su aportación. Esta iniciativa, además de convertirles en un local altruista, contribuye a expandir la solidaridad ya que los dueños animan a sus compañeros y compañeras de sector a unirse a la iniciativa. ¡Cualquier acción es buena, por pequeña que sea, sólo hay que buscar la manera de aportar tu granito de arena!