Un proyecto de
  • Captación de fondos
  • Integración sociolaboral
  • Mujer

Transporte a la inclusión

Sin transporte no hay formación, y sin formación no hay inclusión.

Cada día miles escolares cogen su transporte para ir a la escuela. Pero, ¿qué pasa con sus padres/madres que no tiene trabajo? Uno de estos valientes niños es Alexander. Alexander ya va al instituto y sueña con ser diseñador de videojuegos, o juez. Mientras Alexander está en la escuela, sus padres, José Luis y Mari, se dedican a buscar trabajo para poder ofrecerle ese sueño a Alexander, y que pueda ir a la universidad.

“Estamos tan agradecidos a Novaterra. Nos ha cambiado la vida en apenas unas semanas. Cuando llegamos ni mi mujer ni yo teníamos trabajo, y estaban a punto de desahuciarnos de nuestra casa. Ahora gracias a Novaterra mi mujer ya ha encontrado un empleo”.

José Luis ya se ha montado en ese bus… Aunque aún le queda mucho por conseguir. Cada año atendemos a 300 personas con escasos recursos que, como José Luis, se ven en un callejón sin salida. Les ofrecemos formación para una profesión, técnicas de mejora de la empleabilidad, cursos de inglés, informática, entrevista personal, elaboración de currículum, etc.

Todos estos recursos son gratuitos. Pero todas estas personas tienen serias dificultades para algo tan cotidiano como pagarse un billete de autobús o metro y llegar a nuestras instalaciones.

Muchas de ellas andan durante horas cada día desde pueblos cercanos a la ciudad de Valencia para poder optar a estas herramientas. Otras simplemente no pueden.

Estar sin transporte es todavía un grado más de exclusión para ellos. Aislados del mundo por no poder ni coger el autobús.

Tú puedes cambiar esa dinámica desde muy poco. 100 euros es el coste de un abono de transporte para un año entero para una persona que atiende Novaterra.

Con 3.000 euros podremos becar a 30 personas con dificultades durante todo un año para acceder a los recursos que les brindamos.

El año pasado 111 personas consiguieron un empleo. Con este apoyo esperamos que este año sean muchas más las personas que cojan ese bus a la inclusión.