Un proyecto de
  • Captación de fondos
  • Salud

Terapias lúdicas para pacientes con TCA

El bienestar psicológico y social son aspectos esenciales del concepto actual de salud. En ABAC trabajamos desde 1996 con personas que padecen algún tipo de Trastorno de la Conducta Alimentaria.

Las personas que asisten a nuestro programa ocupacional, educacional y social comparten una patología común y una serie de características como baja autoestima, inseguridad, falta de iniciativa, dificultad en las relaciones sociales y sobre todo desmotivación.

Para luchar contra esto, pensamos que incluyendo nuevas acciones al tratamiento podemos potenciar las capacidades, habilidades y autonomía nuestras/os pacientes, resultando gratificantes y enriquecedoras para su crecimiento mental y social.

Por todo ello este año queremos proponer terapias lúdicas, alternativas y distendidas donde podamos fomentar y mejorar tanto la interacción grupal como el trabajo cooperativo. Entre todas las propuestas, las mejor valoradas y que mayor interés despertaron fueron las actividades al aire libre: escape room, paintball, láser combat y rutas a caballo.

Visto el interés despertado creemos que estas actividades pueden resultar altamente positivas para su mejora terapéutica.

¿Qué necesitamos?

El tratamiento de un Trastorno de la Conducta Alimentaria supone un esfuerzo económico considerable para los pacientes y sus familias. ABAC es una asociación sin ánimo de lucro y todos los recursos que conseguimos revierten directamente en nuestros/as pacientes a través de becas o becas comedor.

Las actividades complementarias conllevan un extra a ese esfuerzo económico que muchas/os de los pacientes no podrían afrontar, en especial éstas que proponemos ahora porque se realizarían fuera de nuestro entorno habitual. Para llevar a cabo las actividades en este primer trimestre de 2019 necesitamos 900€. Esto supone un reto, pero cualquier inicio es bienvenido para romper con esa desmotivación. La terapia con caballos se lleva buena parte del presupuesto, casi la mitad, pero es la que más ilusión les ha despertado. ¡Así que vamos a por ello!

¡Ayúdanos a que consigan volver a sentirse libres!