Un proyecto de
  • Voluntariado
  • Educación y cultura
  • Infancia y juventud
  • Tecnología y comunicación

Schneider Electric a favor de dar acceso a la ingeniería y robótica a más niños y niñas

Por quinto año consecutivo, Schneider Electric se compromete con #GivingTuesday a nivel global y se une como empresa promotora del movimiento en nuestro país.

Schneider Electric es una empresa global especialista en gestión de la energía y la automatización que ofrece soluciones integrales para diferentes segmentos de mercado. Para ellos, la energía es un derecho básico para las personas y crítico en el desarrollo de las sociedades más desfavorecidas.

En nuestro país, este año se implica desde sus sedes lanzando una campaña de crowdfunding interna con el objetivo de recaudar fondos para seguir desarrollando su proyectos de voluntariado (Let’s Go Engineering y Se Mueve), destinados a erradicar la pobreza energética, fomentar la ingeniería, romper los estereotipos de género y hacer llegar la robótica a niños/as en riesgo de exclusión.

Así, desde noviembre y hasta finales de diciembre, la compañía dará a conocer la campaña a todos sus empleados y llevará a cabo un desayuno solidario en algunas de las sedes, dónde los empleados podrán conocer los proyectos, compartir experiencias, sumarse como voluntarios y aportar su granito de arena para ayudar a que más niños y niñas tengan acceso a la ingeniería y robótica.

Los programas de voluntariado son:

“Se mueve”. Programa de Robótica Educativa con el objetivo de despertar el interés y vocación por la tecnología y la energía de niños y niñas de 7 a 9 años de familias en riesgo de exclusión social. En 2018, se realizó junto a 3 entidades sociales y participaron más de 40 empleados.

–  “Let’s Go Engineering”. Programa dirigido a estudiantes de los últimos cursos de Primaria que, mediante valores como la empatía, la tolerancia, la inclusión o la colaboración, busca despertar vocaciones de ingeniería y romper con los estereotipos de género asociados a las carreras de Ingeniería. En 2018, se implementó en 4 ciudades (Barcelona, Madrid, Bilbao y Valencia) y participaron cerca de 500 alumnos y 50 empleados.

Con todo, Schneider Electric se involucra con la solidaridad, la transmite a sus empleados y a su razón de ser y nos muestra que, una vez más, ¡las empresas sí pueden ser solidarias y hacer un mundo mejor!