Un proyecto de
  • Captación de fondos
  • Cooperación internacional
  • Derechos humanos
  • Educación y cultura

Por un agua limpia en Gaza

Maryam vive con miedo de que sus hijos beban el agua que sale del oxidado grifo de su casa en Beit Lahia, al norte de la franja de Gaza. El 97% del agua corriente en Gaza está contaminada.

“La mayoría del tiempo bebemos el agua que compramos. Pero no siempre tenemos dinero”, admite Maryam, señalando una gran garrafa azul en la que caben 25 litros de agua potable.

Malka, la hija mayor de Maryam, de 13 años, ha pasado dos días en el hospital debido a un problema en la piel. Según los médicos, es una reacción que tiene que ver con el agua en mal estado. Además, las diarreas y los parásitos son frecuentes en los niños y niñas de la familia, un mal que aqueja a muchos menores en Gaza y que según expertos está asociado al uso del agua.

El problema del agua en Gaza está asociado a las ofensivas israelíes sufridas en los últimos 10 años, que han dañado el sistema de distribución y han destrozado depósitos y desalinizadoras. La familia de Maryam depende de la ayuda alimentaria y el agua potable que pueda proporcionar UNRWA para llenar los tanques. Con tu aportación de 35€ podemos suministrar agua potable a una familia como la de Maryam durante dos meses, evitando así enfermedades e infecciones como las que ya ha tenido su hija Malka.