Un proyecto de
  • Captación de fondos
  • Cooperación internacional

GALLINAS CONTRA LA DESNUTRICIÓN

Ruanda es un pequeño país africano tristemente conocido por la guerra y el genocidio que tuvo lugar en los años 90, así como por su complicado relieve, plagado de montañas y valles. Por algo le llaman “el país de las mil colinas”.

En el distrito de Gakenke, una zona rural especialmente montañosa al norte del país, las comunidades más aisladas tienen muchas dificultades para acceder a los servicios y productos más básicos, incluyendo los servicios de salud.

La falta de prevención y control de la desnutrición, unida a una dieta escasa, pobre y desequilibrada, y a la proliferación de enfermedades, hacen que la tasa de desnutrición entre los menores de 5 años sea mucho mayor que en el resto del país, afectando a más de la mitad de los pequeños

Esto crea un círculo vicioso ya que los niños y niñas son más propensos a enfermar, tienen más riesgo de morir de manera prematura, crecen débiles, no rinden en la escuela y no pueden desarrollarse adecuadamente…

Medicusmundi trabaja en la zona para mejorar el sistema público de salud para que sea capaz de responder a las necesidades de todas las personas.

Para lograrlo apostamos por la salud comunitaria, apoyando a personas voluntarias de la comunidad que reciben formación y apoyo, convirtiéndose en Agentes de Salud Comunitaria, y construyendo y poniendo en marcha Casas de Salud Comunitaria; estructuras que ofrecen servicios de prevención y atención básica en salud, pero atendiendo especialmente a la desnutrición.

Con tu ayuda podremos comprar 50 gallinas de raza local que distribuiremos en 2 de estas casas nutricionales en 2 comunidades aisladas de Karambo y Kamubuga. Esta gallinas pondrán huevos que servirán para llevar a cabo demostraciones culinarias y preparar alimento para los niños/as de la comunidad, además, los pollitos se repartirán entre las familias para que con el tiempo obtengan su propia fuente de proteína.

Con tan sólo 7 euros podremos comprar una gallina.

Con 350 podremos tener las gallinas suficientes como para mejorar la salud, la nutrición y las oportunidades de vida de más de 120 niños y niñas.

Con 200 euros adicionales podremos garantizar cuidados veterinarios y adquirir materiales y suministros para el cuidado de las gallinas.