Un proyecto de
  • Captación de fondos
  • Cooperación internacional

Ayúdanos a mejorar la escuela del vertedero de Cobán, Guatemala

Nuestro proyecto contempla la modificación de 6 aulas en espacios intercomunicados, higiénicos, seguros y bien iluminados que creen un ambiente estimulante para el desarrollo de todas las capacidades del alumnado. La mayoría de los estudiantes son de etnias indígenas y viven en condiciones de pobreza y pobreza extrema (450 niños y jóvenes y 260 adultos).

Aunque la educación es un derecho humano fundamental, para muchos niños y jóvenes guatemaltecos en condiciones de pobreza extrema, completarla hasta el final parece un imposible.

Con tu apoyo queremos darle un vuelco a las estadísticas que sitúan a Guatemala en los puestos de cola en calidad educativa en América Latina.

Ayúdanos a brindarles la mejor educación posible, integral y de calidad, que les permita realizarse como personas y ser elementos de cambio en msus comunidades.

Con una demanda creciente por parte de las familias pobres del entorno, creemos que ha llegado el momento de dar un salto cualitativo y optimizar el espacio para mejorar el proceso educativo, introduciendo nuevas prácticas de enseñanza y aprendizaje.

¿Cómo lo haremos? Creando unos espacios que posibiliten la introducción de la metodología CIES (Ciudad de la Esperanza) de educación en contexto de frontera social, que entre otras cosas, estimula la autonomía,  la investigación, el trabajo cooperativo, la creatividad, el desarrollo del juicio crítico, etc.

¿Nos ayudas a paliar la deficiente educación pública estatal hacia la población socialmente más vulnerable? Como dice Sergio Godoy, fundador de la Asociación Comunidad Esperanza, “el  denominador común de la mayoría de nuestros beneficiarios es la exposición al riesgo a causa de la pobreza, la desestructuración familiar, la violencia social y la falta de oportunidades. Brindamos un especial acompañamiento a la niñez trabajadora del vertedero municipal”. ¡Anímate y colabora!

La Asociación Comunidad Esperanza, vecina al vertedero de basura de las afueras de Cobán, Alta Verapaz, Guatemala, con la que Manos Unidas colabora desde 2004, trabaja desde hace dieciséis años por lograr la inclusión social a través del acompañamiento integral de niños y jóvenes en condiciones de pobreza y pobreza extrema. Les provee de educación gratuita, atención en salud, seguridad alimentaria, protección de derechos, capacitación profesional y atención psicológica.