Un proyecto de
  • Captación de fondos
  • Derechos humanos
  • Integración sociolaboral

Apoya la recuperación de Luljieta, superviviente de trata

Luljieta tiene 24 años y hace tres que se marchó de su país natal. Una vecina de la infancia la animó a viajar a nuestro país, donde podría trabajar cuidando personas mayores, como hacía su sobrina. Con la esperanza de mejorar la situación económica de su familia, Luljieta decidió migrar, pero, una vez en destino, descubrió el engaño: tenía que pedir limosna en la calle y entregar a un hombre toda la recaudación diaria. Amenazada y con miedo a represalias, mientras fue explotada, Luljieta, a diario, mendigaba con la presión de alcanzar el objetivo económico que su explotador le marcaba cada jornada.

La historia de Luljieta es única, pero parecida a la de tantas mujeres que atendemos en SICAR cat. Todas ellas tienen en común que han sido víctimas de trata de seres humanos con fines de explotación (sexual, matrimonios forzados, explotación laboral, mendicidad, …), un delito deshumanizante con un impacto psicológico profundo, que supone una violación de Derechos Humanos.

Desde hace más de 15 años, el equipo de SICAR cat acompaña sus procesos de recuperación y pone al alcance de las supervivientes herramientas para que puedan recuperar de nuevo su vida. Se facilita el acceso a los servicios de alojamiento, de salud, de formación y trabajo, de asesoría jurídica y de atención social. De esta manera, se ofrece una atención integral personalizada en la que cada usuaria escoge aquellos servicios más adecuados para su recuperación. Además, tenemos un teléfono activo las 24 horas los 365 días del año.

¿Qué pedimos?

1.500 €. Cada año damos respuesta a unas 200 personas que han sido esclavizadas y mantener el estándar de calidad de nuestra intervención individualizada exige un importante esfuerzo económico.

Tu apoyo económico contribuirá a restituir sus derechos y a apoyar nuestro programa de intervención integral a supervivientes de esta forma contemporánea de esclavitud.  ¿Colaboras?