Pequeños gestos de gran ayuda

Yo cogía ahora el coche, lo llenaba y me iba a llevárselo a los bomberos”. Fue la frase que llevó a dos hosteleros sevillanos a ofrecer toda su solidaridad.

Hace unos días, en el sur de nuestro país, vivíamos uno de los desastres naturales más graves. Un incendio que ha afectado a miles de hectáreas de alto valor ambiental del Parque Natural de Doñana y ha llevado a evacuar a muchísimas personas de sus casas.

En medio de esta catástrofe, Felipe y Francisco Javier, los dos hosteleros sevillanos nos han sorprendido con una labor solidaria ayudando a todo el equipo de profesionales que han estado trabajando duramente para acabar con el desastre. Este giving-gesto comenzó cuando Francisco Javier, trabajando en su bar pendiente de las noticias, vio aparecer a su compañero Felipe.

Ambos cogieron una furgoneta, la cargaron de comida y emprendieron su camino

Ambos cogieron una furgoneta, la cargaron de comida y bebida y emprendieron su camino hacia Huelva para repartir todo lo que llevaban. En plena madrugada, llegaron y alucinaron al ver el escenario. No dudaron ni un segundo en bajarse de la furgoneta y empezar a repartir todo lo que tenían por cada uno de los camiones de bomberos, coches de policías y puestos de militares que veían.

“Vinieron los hombres desde Dos Hermanas, de Montequinto, y se fueron repartiendo comida y bebidas por todos los puestos en los que veían que había agentes de servicio y vamos, de verdad, a mí se me pusieron los pelos de punta cuando me dijo este hombre de dónde venían y todo lo que estaban haciendo”, explica un agente de policía.

Como veis, pequeños gestos pueden llegar a ser una gran ayuda. Gracias al apoyo de personas como Felipe y Francisco Javier, el trabajo de miles de personas frente a tal desastre ha sido más llevadero. A nosotros nos ha encantado esta giving-historia ya que con ella vemos como las buenas acciones de las personas se multiplican. Y a vosotros givers, ¿qué os parece?