Moby Dick sin límites

Down España, el CERMI y FNAC nos presentan una nueva versión de Moby Dick, la maravillosa obra de Herman Melville y uno de los libros fundamentales de la historia de la literatura universal. En esta ocasión la novela se titula “Moby Dick sin límites” y se ha escrito sin la letra E, como forma de apoyo a las personas con discapacidad a través de la cultura.

UNA NOVELA ESCRITA SIN LA LETRA E

La letra E es la letra más utilizada en la lengua española, así que prescindir de ella es algo que aparentemente puede parecer imposible, pero no lo es. Es un reto. Y los retos están para superarlos y crecer a partir de ellos. Esta novela es una metáfora perfecta que refleja que muchas veces una limitación no tiene por qué ser un freno, sino todo lo contrario, un estímulo que nos haga superar a nosotros mismos. Ese es el día a día de las personas con discapacidad, personas que aunque tengan ciertas limitaciones, nunca dejan de ir para delante.

“Las personas con discapacidad son capaces de engrandecer nuestro mundo con nuevos puntos de vista, con una mirada interesante y enriquecedora de las cosas, una mirada propia, diferente, única.”

NO HAY LIMITACIÓN QUE IMPIDA VIVIR HISTORIAS MARAVILLOSAS

Moby Dick sin límites no solo prescinde de la letra E, sino que como consecuencia de eso al Capitán Ahab no le falta una pierna sino un brazo, no va en busca de una ballena sino de un pulpo y el relato no transcurre en Nantucket sino en Cuba. Una condición cambia el relato, pero no deja de contar la misma historia. Una versión única que nos demuestra que aunque las cosas sean diferentes a lo habitual, pueden ser igualmente maravillosas; y que da sensibilidad a la sociedad sobre la igualdad de oportunidades de todas las personas. Es una historia que nos habla de que nuestras vidas se construyen día a día y a medida que superamos nuestras propias limitaciones, sin dejar que se conviertan en un obstáculo real de nuestro camino.

El libro refleja como cualquier monstruo, prejuicio o limitación no es más fuerte que nuestra fuerza interior. Todos somos invencibles si nos lo proponemos y siempre siempre siempre seremos capaces de superarnos.