Los príncipes y princesas del hospital

Esta vez nos vamos a la otra punta del mundo para recordar que la solidaridad sí es cosa de todos. Belén Di Gregorio y Marita Stroman son dos mujeres voluntarias que convirtieron los pasillos de hospital en castillos Disney.

Todo surgió cuando un día, de visita al Hospital de Niños Pedro Elizalde de Argentina, las dos voluntarias vieron que la planta de oncología infantil estaba llena de niños jugando a ser príncipes y princesas. Para que no faltara ningún detalle a sus disfraces, decidieron regalarles algo que les haría muchísima ilusión: las melenas de las princesas Disney.

Así, Belén y Marita llenaron el hospital de ilusión cuando decidieron que harían pelucas de tela para los niños y niñas enfermos de cáncer. ¡Se pusieron manos a la obra hasta conseguir la primera peluca! Solo les faltaba una modelo para probarla…

una vez se probó la peluca ya no quiso quitársela

Y así conocieron a Luz, una niña que una vez se probó la peluca ya no quiso quitársela. Las dos voluntarias, sorprendidas, a la vez que ilusionadas por la reacción de Luz, decidieron tirar adelante con el proyecto y formaron “Creando Luz”, una organización que siempre les recordaría a su primera pequeña modelo.

El proyecto superó todas sus expectativas. Pidieron flores hechas con crochet, cintas, canutillos y telas que les llegaron desde diferentes puntos de Argentina. Con todo ello y con la ayuda de 70 personas que se unieron a la causa durante un fin de semana, pudieron entregar 150 pelucas más.

Desde Giving Tuesday, estamos seguros que la ilusión y la magia que acompaña a estos pequeños príncipes y princesas se convertirá en la fuerza para combatir esta enfermedad; y aprovechamos la entrada en el blog para inspirar a otros givers a hacer que esta iniciativa pueda dar la vuelta al mundo repartiendo la misma felicidad que les ha regalado a estos niños.