Las buenas costumbres no tienen precio

Hacer un mundo mejor es también cuestión de transmitir y conservar las buenas costumbres, la educación y el civismo. Por eso, hay cafeterías que han optado por una estrategia que mejora la giving-actitud de buena mañana: premian la buena educación con un descuento en el precio del café.

Premian la buena educación con un descuento en el precio del café.

Así, en España encontramos el restaurante “Blau Grifeu”, de Girona, la taberna “Urbana” de Zaragoza o el bar “La Antigua Estación” de Huelva, que ofrecen hasta tres precios diferentes según la educación con que pidas el café.

 “Las cosas con un poco de cortesía y una gran sonrisa son siempre más fáciles”.

Marisel Valencia, dueña de Blau Grifeu.

A quién no le ha alegrado el día un gesto amable de otra persona, una sonrisa, un “gracias”, un “pasa tú primero” o un básico “buenos días”. A veces la mejor manera de dejar de lado las preocupaciones es dejar sitio a las buenas maneras.

La giving-actitud es una forma de vida que se practica todos los días.

Y es que la giving-actitud es una forma de vida que se practica todos los días, y que hay que poner en las pequeñas y grandes cosas que hacemos. Porque un “por favor” no solo puede ser una forma de ahorrar dinero, sino de lograr algo que no tiene precio: hacer sentir mejor a otra persona.