La música también es solidaria

Esta semana os traemos giving-iniciativas llenas de ritmo. Como sabéis, la música tiene un poder innato y a la vez especial, ya que es capaz de agitarnos por dentro, de provocarnos una sonrisa o incluso en ocasiones, una lágrima. Músicos, cantantes, compositores y cantautores tienen la capacidad de construir historias a través de una simple melodía y muchas de ellas han sido creadas para ayudar.

Muchas de ellas han sido creadas para ayudar.

La última de la que hemos oído hablar es “Los tambores hablan”, un libro-disco creado por 21 cantantes españoles para dar voz a la situación actual de África. Los artistas, solos o a dúo, han aportado mediante las letras de las canciones y su voz, relatos que muestran una posible imagen positiva del continente, de su cultura, valores, tradiciones y de su diversidad. Algunos de ellos, tuvieron la oportunidad de viajar hasta Ghana para descubrir la situación actual y así luchar por conseguir un cambio en ella.

El hecho de poder disfrutar de tu trabajo y a la vez, ayudar a los demás te hace sentir de una manera maravillosa.

Otro proyecto solidario musical es “El cor de la terra”, el tercer álbum del grupo catalán Txarango, que gracias a sus experiencias en Palestina, Senegal y distintos campos de refugiados de Grecia, han apostado por vincular este nuevo álbum a 14 entidades sociales, entidades amigas que conocieron a lo largo de sus viajes, a las que cederán la mitad de sus derechos con tal de ayudar a conseguir una mejor situación.

A nosotros, ambos proyectos nos parecen espectaculares. El hecho de poder disfrutar de tu trabajo y a la vez, ayudar a los demás te hace sentir de una manera maravillosa. Además, estos proyectos solidarios nos ayudan a entender la gran esencia de la música. El sentir una emoción,  poder de conectar con el pasado, el presente y el futuro, y soñar con conseguir cambiar muchas cosas. Y a vosotros givers, ¿qué os hace sentir la música?