“La mona más mona”

Hemos visto jóvenes pintores, taxistas voluntarios, profesores solidarios y muchas más personas que han dado lo mejor de ellos a los demás sin esperar nada a cambio. ¡Y hoy no va a ser menos! Esta vez, hablamos de un  conocidísimo pastelero y su voluntad por ayudar a los chimpancés y macacos maltratados de la forma más dulce que te puedas imaginar.

Con la Semana Santa llegan las monas y los infinitos protagonistas de chocolate que las decoran.  Pero este año, Jordi Roca, el pequeño de los hermanos Roca, quería crear un nuevo personaje de chocolate muy especial: “la mona más mona”.

Decidieron crear una figura de chocolate con la forma de una mona inspirada en los primates que viven en el centro

La iniciativa nace con la intención de ayudar a la Fundación MONA, un centro de recuperación de primates que cautivó al pastelero y a su equipo. Les gustó tanto la labor de la fundación que decidieron crear una figura de chocolate (negro, blanco y con leche; para todos los gustos) con la forma de una mona inspirada en los primates que viven en el centro.

Aprovecharon las fechas de pascua, consiguieron los mejores cacaos y empezaron a crear las monas solidarias.  Y resultó que, aparte de ser una genial propuesta para todos los padrinos que se habían quedado sin ideas, también fue una manera original de conseguir fondos para una buena causa, ya que todos los beneficios obtenidos con su venda fueron destinados a la fundación.

Después de ver la buena pinta que tiene y la buena causa a la que apoya, os queremos preguntar algo: ¿algún pastelero se anima a crear un giving-corazón de chocolate para Giving Tuesday de este año?