La ilusión como tratamiento

El amor va más allá de dos personas humanas, y así se demuestra en el Hospital La Fe de Valencia, donde se ha iniciado un proyecto que forma parte de ‘Can de la mano’ para dar ilusión y sonrisas al sector de Oncología Infantil.

Le da de comer, pasean, juegan y crean una relación que rompe la monotonía de su día a día ingresada.

Desde hace poco más de un año, siete voluntarios del Hospital llevan a sus perros (previamente entrenados y adiestrados por un experto) para que compartan momentos de felicidad con los niños con cáncer. Así es como Sara conoce a Sheila, una Husky Siberiana, a la que le da de comer, pasean,  juegan y crean una relación que rompe la monotonía de su día a día ingresada.

“A ella cuando le dicen que va a venir su mascota a verla es una cosa que se le ilumina la cara, le cambia el día”

– padre de Sara-

 

“Gracias a ellos puedes verlos reír y el hospital se hace más agradable, los niños están contentos, ves la luz en sus ojos y eso vale todo el dinero”.

-Elisa Tomás, madre de Júlia, otra niña del programa-

La iniciativa nace de una adolescente que tuvo que ingresar de nuevo en el hospital después de tres años, hecho que le provocó un “golpe emocional”. Para animarla, le permitieron pasar un rato con el perro de uno de los médicos, y se sintió tan bien que decidieron expandir la experiencia hacia los otros menores del hospital.

Y así es como se cumple otra giving-historia, como una idea que nace para animar a una persona se convierte en una gran iniciativa para muchas otras, y que no solo permite afrontar el cáncer y la hospitalización, sino convertir la ilusión en el mejor de los tratamientos.

Para ver más imágenes en Antena3.