“La gran travesía”

Quién dijo que en esta vida nada era imposible, tenía toda la razón. El menorquín Martí Riera se ha convertido en un ejemplo de esfuerzo y superación realizando a nado la travesía del Canal de Menorca. Su discapacidad no le ha impedido cumplir uno de sus sueños: ser el primer nadador con lesión medular en cruzar el canal.

Martí Riera, el primer nadador con lesión medular en cruzar el canal de Menorca

¡Todo un giving-reto! 10 horas y 13 minutos tardó en completar los 37 kilómetros que separan Menorca de Mallorca. La pasión de Martí por la natación empezó a partir de un consejo de sus médicos para superar el dolor de la espalda. Y a partir de su primer nado, no ha parado de superarse a sí mismo. Nadar es para él “una manera de desconexión y libertad”. Y con este giving-reto ha querido mandar un mensaje de optimismo y superación a todas aquellas personas que sufren alguna discapacidad.

“Si se intenta y se tienen ganas, se puede llegar muy lejos”

Así que ya sabéis givers, la vida está llena de retos. No os pongáis excusas y superadlos día a día como Martí Riera, que se fijó esta travesía como un reto personal pero también como un proyecto de sensibilización sobre la discapacidad y la superación.