La ambulancia de los sueños

¿Y si te dijésemos qué los sueños pueden hacerse realidad?

Nos encantan las iniciativas solidarias. Hoy os traemos una historia que parece sacada de un cuento fantástico. Donde los deseos pueden cumplirse. Se trata de la ambulancia del deseo, una fundación que tiene como objetivo ayudar a las personas que necesitan moverse para cumplir su última voluntad y que por ellas mismas no pueden hacerlo.

Desde ver a un familiar que vive lejos, poder reencontrarte con una amistad de hace tiempo, bañarse en el mar por última vez, regresar a tu ciudad natal, sentir la fría sensación de tocar la nieve…

Cada deseo tiene una emocionante historia detrás.
“Si puedes soñarlo, puedes hacerlo”.

Cada deseo tiene una emocionante historia detrás.
“Si puedes soñarlo, puedes hacerlo”.

En poco más de un año, un grupo de voluntarios de Murcia, sanitarios de profesión, ha cumplido deseos de todo tipo, de pacientes terminales o con movilidad reducida de toda España.

En España la iniciativa surgió en 2007, inspirándose con la iniciativa del conductor Kees Veldboer quien trasladó en su ambulancia al marinero Mario Stefanutto. De camino al hospital Kees hizo un desvío hacia el puerto y quedó profundamente conmovido por la inmensa felicidad que Mario experimentó al poder ver el mar. Fue en ese momento cuando Kees tomó prestada una ambulancia de su empresa y le organizó una ruta por el puerto de Rotterdam. Vio lo fácil que había sido hacer que Mario cumpliese su última voluntad. Poco más tarde se creó la Fundación Deseo.

Hoy la Fundación dispone de más de cien voluntarios preparados para hacer realidad los diferentes deseos que los propios enfermos o familiares de éstos les hacen llegar a través de la web o de sus redes.

La Fundación hace realidad los deseos de manera gratuita y altruista. Una maravillosa iniciativa que nos hace creer en la capacidad de lograr aquello que parece imposible. Un proyecto que hace que los sueños se hagan realidad.