Derribando barreras en la cresta de la ola

Ha llegado el verano y con él han llegado las ganas de disfrutar de mar y la playa, sobre todo con este calor… Por ese motivo esta semana os queremos hablar de un proyecto inclusivo, muy refrescante y adecuado en estos tiempos del año.

La pasión de Yago Prat por el agua marina y la profesión de Joan Maylín como educador social se juntaron para subirse al barco de una aventura para la que estaban casi predestinados. Esta aventura tiene nombre: Surfinclusion, un proyecto que acerca al mar a colectivos con discapacidades intelectuales o físicas y jóvenes en riesgo de exclusión social.

Deportes acuáticos para discapacitados y jóvenes en riesgo de exclusión social

Siempre se han ofrecido deportes como el futbol o el baloncesto a las personas con una diversidad funcional. Pero no se ofrece el mar, ya que infunde respeto y requiere un gran equipo preparado. Por ese motivo, Surfinclusion dispone de voluntarios formados tanto en el área educativa como en la deportiva. Así, se garantiza la seguridad de los alumnos y su disfrute.

Este proyecto, traído por Joan Maylín desde Valencia a Barcelona, ofrece clases de surf, paddle surf, vela y skate, entre otros, en el Club Natació de Barcelona. Estos deportes mejoran el equilibrio y la coordinación de los participantes, y por encima de todo hace que se lo pasen bien y pierdan el miedo al mar. Por ese motivo la iniciativa está teniendo mucho éxito y está recibiendo el apoyo de otras entidades.

Y es que, givers, lo importante es pasarlo bien y todos tenemos derecho a divertirnos. No importa de dónde vengas ni cómo seas, siempre habrá alguien dispuesto a hacerte pasar un buen rato.