Dar vista a las personas invidentes

Como siempre decimos, hay muchas formas de aportar nuestro granito de arena en este mundo y la iniciativa que os contamos hoy es una de esas que os va a encantar, givers. Be My Eyes es una aplicación móvil gratuita con el objetivo principal de hacer el mundo más accesible para las personas ciegas o con una pérdida parcial de visión. Es indiscutible la autonomía de las personas que padecen algún problema de ceguera,  a diario se presentan situaciones en las que un par de ojos podría ser de gran ayuda. Es aquí donde recae la importancia de Be My Eyes.

“Es mi esperanza que por ayudarnos los unos a los otros como una comunidad online, Be My Eyes marcará una gran diferencia en la vida diaria de personas ciegas alrededor de todo el mundo.” – Hans Jørgen Wibergm, fundador.

¿Cómo funciona? La aplicación conecta a individuos ciegos o con una pérdida parcial de visión con voluntarios videntes de todas las partes del mundo a través de una videollamada en directo.  Los pedidos de ayuda son enviados a diversos voluntarios a la vez y el primero en responder es a quién se le asigne la llamada. El voluntario se convierte en los ojos de la persona invidente, he aquí el nombre de la aplicación, y así la persona en necesidad puede realizar pequeñas tareas como saber la fecha de caducidad de un alimento, leer unas instrucciones o encontrar un objeto.

By My Eyes mejora la autonomía de las personas ciegas o con una pérdida parcial de visión

¿Cómo surgió?  La historia se remonta al año 2012 en Dinamarca. Hans Jørgen Wiberg, un artesano de muebles, empezó a perder su visión a los 25 años y se dio cuenta de que las personas con discapacidad visual se tienen que enfrentar a diario a una serie de retos que no suponen ninguna dificultad para cualquier persona con una buena capacidad de visión. Fue ahí cuando decidió utilizar la tecnología como herramienta para garantizar una mayor autonomía y accesibilidad de todas las personas con una discapacidad visual, en la que la ayuda fuera proporcionada por una comunidad de voluntarios y de forma desinteresada, sin tener que depender de la ayuda de familiares o amigos.

La app se lanzó en 2015 y a día de hoy ya hay más de 2 millones de voluntarios dispuestos a invertir unos minutos de su día a ayudar a aquellos que lo necesiten, más de 125.000 personas ciegas usuarias de los servicios de Be My Eyes. La app dispone de más de 180 idiomas y está disponible en más de 150 países.

Esta app es una muestra de que siempre hay tiempo para ser solidario y ayudar a los demás, sin necesidad de un gran esfuerzo ni de realizar grandes tareas. Hacer #GivingTuesday y convertir este mundo en un lugar solidario está en las manos de todos nosotros.