Cada segundo cuenta

Givers, ¿os imagináis recibir un diagnóstico de leucemia a los 23 años? Uff! Es difícil de asimilar, ¿verdad? Es lo que le ocurrió a Bea, de Madrid.

muchos tratamientos para la leucemia se han revolucionado en los últimos 20 años

La leucemia no es un único tipo de enfermedad, existen muchos subtipos con pronósticos y tratamientos muy diferentes. Por suerte, la investigación científica avanza (¡aunque no todo lo rápido que nos gustaría!) y muchos tratamientos para la leucemia se han revolucionado en los últimos 20 años.

En 2010, con sólo 23 años, a Bea le diagnosticaron una leucemia mieloide crónica. Ese segundo marcó su vida. Pero decidió no rendirse. Gracias a una pastilla que se toma cada día, ha podido retomar sus sueños. Es veterinaria, ha viajado muchísimo, se ha casado y planea ser mamá próximamente.

Desde mi diagnóstico no he parado de disfrutar la vida. Estuve 6 meses en Vancouver, he viajado a Marrakech, Roma, Portugal, Las Vegas, Orlando, Miami, San Francisco, Islandia… siempre acompañada de mis pastillas. La vida es una aventura, y hay que atreverse a vivirla.”

más del 80% de los pacientes de leucemia mieloide crónica pueden hacer una vida normal

Si Bea hubiese recibido el mismo diagnóstico veinte años antes, su tratamiento hubiese sido muy diferente. Probablemente habría sufrido los estragos de la quimioterapia y se hubiese tenido que someter a un trasplante de médula ósea. ¿Bea está curada? No. Pero su enfermedad se ha convertido en crónica gracias a la investigación. Como Bea, más del 80% de los pacientes de leucemia mieloide crónica pueden, hoy en día, hacer una vida normal durante muchos años.

Así pues givers, necesitamos continuar desarrollando proyectos de investigación contra las leucemias y los demás cánceres de la sangre. No queremos dar un respiro ni un segundo más a la leucemia. Cada segundo cuenta. Colabora con la Fundación Josep Carreras contra la leucemia.

Dona ahora, pongámosle fecha a la curación definitiva